Autoshows

Brabus Rocekt 900, un Clase S espectacular

Este súper sedán ofrece una potencia de 900 hp

Brabus Rocekt 900, un Clase S espectacular

Si se busca lujo al máximo en un Clase S, el Mercedes-Maybach S600 Pullman es la mejor opción, pero en cambio si lo que desea es la mayor potencia posible, entonces lo ideal es el Brabus Rocekt 900, que también tuvo como vitrina el Auto Show de Ginebra 2015.

Con todo el tratamiento que sufrió por parte del tuner germano este sedán todavía es más poderoso que el S65 AMG que arroja 621 hp y 738 libras-pie de torque desde su V12 de 6.0 litros bi-turbo.

Todas estas cifras quedan opacadas tras elevar el desplazamiento del doce cilindros, la incorporación de turbocompresores más grandes, así como un nuevo sistema de escape y admisión. Como resultado de todo ello el V12 paso de 6.0 a 6.3 litros, por su parte la potencia alcanza 900 hp. Ni que decir del torque que supera las 1,100 libras-pie -1,106 libras-pie para ser exactos-.

Obviamente que con casi 300 hp más de poder que el S65 AMG, este Brabus Rocekt 900 también ve mejorada su capacidad de aceleración. Con 3.7 segundos registrado en el 0 a 62 mph (100 km/h) este Clases S de Brabus es medio segundo más efectivo que el AMG. Por si fuera poco el 0 a 124 mhp (200 km/h) se consigue en 9.1 segundos, antes de llegar a la máxima que según el tuner es de 217 mph (350 km/h).

Para evitar que se convierta en cohete real, Brabus agregó al sedán un kit de fibra de carbono que mejora el downforce. Junto al paquete se agrandaron los guardabarros para dar una apariencia más musculosa, así como dar la bienvenida a los rines de 21 o 22 pulgadas. Un aspecto que mejora aun más la dinámica de conducción es la disminución de la altura respecto al piso (media pulgada) por medio del reajuste de la suspensión neumática.

Brabus también ofrece una amplia gama de mejoras interiores, que van desde un cambio total de los materiales hasta el equipamiento dotado de un completo sistema de información y entretenimiento.

Con todo lo anterior el precio no es nada accesible, más si tenemos en cuenta que el S 65 AMG tiene un precio de 222,000 dólares. Aunque es un hecho que a muchos no les importará que el Brabus Rocekt 900 cueste 390,000 dólares.

 

 

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas