Test drive

Range Rover Sport HSE 2014

Flema británica de alto octanaje y con mucha pimienta

Range Rover Sport HSE 2014

Cuando uno menciona la palabra Land Rover inmediatamente nos viene a la cabeza la Gran Bretaña, y si a ello le sumamos Range Rover, la imagen de la Reina Isabel Segunda domina nuestro pensamiento.

La fábrica ubicada en Withney Coventry fue por tradición la proveedora de vehículos todo terreno para la casa real.

Demos una husmeada a su historia llena de detalles interesantes antes de evaluar la Range Rover Sport HSE V6 que nos ocupa.

La marca nace justo después de la Segunda Guerra Mundial, en 1947 cuando Maurice Wilks, quien en esos años era el jefe de diseño de la marca Rover crea en un vehículo todo terreno basándose en el chasis de un Jeep Willis –uno de tantos usados durante la permanencia aliada, léase EE.UU. en la Gran Bretaña de cara al famosos desembarco del Dia “D”-

El nuevo vehículo de Rover era igual de espartano que el Jeep, pero tenía la característica de que la carrocería era completamente de aluminio, así nace el famoso e icónico Serie 1 (los que lean esto y pasen de los 35 años, recordarán muy bien uno de los vehículos protagonistas de la serie televisiva Daktari)

En 1970 aparece el fastuoso nombre Range Rover

Land Rover lanza al mercado una versión completamente ambigua e ilógica en ese tiempo, la Range Rover, un todo terreno muy capaz, amplio y cómodo, pero con todo el lujo que la industria automotriz británica sabía colocar en un vehículo. Hoy quizá nos parezca normal, pero en los setenta las cosas se visualizaban distinto.

La Range Rover inmediatamente fue la elegida por la corona británica y era muy común que las delegaciones en las colonias de la casa real los altos dirigentes se transportaran en fastuosas “Range”

Para ver una versión SPORT hubo que esperar hasta el 2005 cuando se presentó una versión de alto desempeño, para hacer competencia a las SUV de lujo que eran un éxito de ventas en el mundo, especialmente en Estados Unidos (Porsche Cayenne, BMW X5 y Mercedes-Benz ML por citar las más importantes)

Y fue precisamente en el marco del Salón del Automóvil de Detroit en el 2005 cuando se presenta la versión rabiosa de la lujosa Range Rover. La iniciativa de presentar una versión “anabolizada” fue del PAG (Premier Automotive Group) de Ford, pues en esos años la marca de la realeza era propiedad de Ford y ya que hablamos de uno de sus propietarios, hagamos un rápido recorrido por todos los que han sido dueños de la marca hasta nuestros días.

 

Propietarios de Land Rover

1948 a 1967 Rover Company una empresa dedicada a la construcción de bicicletas, motocicletas y automóviles.

1967-1988 British Leyland Motor Corporation

1988-1994 British Aero-Space

1994-2000 BMW

2000-2008 Ford (PAG)

2008 a la fecha Tata Motors.

 

Range Rover Sport HSE V6 2014

Si bien es cierto que los vehículos de origen británico no tienen la mejor reputación por confiabilidad desde que la marca – junto con Jaguar- es propiedad del conglomerado industrial Tata Motors propiedad del magnate indio Rattan Tata las cosas en el rubro de calidad empezaron a cambiar radicalmente.

La Range Rover Soprt de la cuarta generación es un producto fastuoso, lleno de detalles, de buenos materiales y una amalgama de modernidad y tradición muy “british”

Empecemos por el motor y la transmisión, la versión presente en nuestro especial del 2013 es la que podemos denominar “pequeña” pues porta el V6 de 3.0 litros normalmente aspirado  que entrega 340 hp en el rango de las 6,500 rpm, la fuerza de torque se sitúa en las 332 lb-pie en el rango de las 3,500 a 5,000 rpm. El motor está acoplado a una transmisión de ocho cambios que envía la fuerza de tracción a ambos ejes. La suspensión es un apartado aparte ya que los vehículos de la marca siempre han sido enfocados a la conducción en caminos agrestes, el eje delantero tiene una suspensión neumática de accionamiento electrónico regulable en altura, el eje trasero también es de accionamiento neumático de altura variable ¿se dan cuenta que no estamos ente un vehículo muy común?

Las dimensiones son generosas sin ser inmensas, el tamaño es el promedio de las SUV de lujo, teniendo un poco menos de 5 metros de largo total (4,850 mm), una anchura 1,983 mm y de alto 1,780 mm –muy confortable subir y descender-, la distancia entre ejes es de 2,923 mm y por último el peso total, de 2,372 kilos.

El Diseño

Es obra de Gerry McGovern que realizó sus primeros trazos en el área del PAG de Ford en Londres y Land Rover confió en su potencial y le confió el diseño de la cuarta generación de ésta SUV.

Las líneas son conservadoras, pero tienen ese toque que brinda agresividad y mucho estilo, que siempre han dominado en los productos de la marca.

Los interiores.

Evidentemente al estar dentro de un producto de lujo, que en su versión “de entrada” cuelga una etiqueta de de $99,900 dólares, lo que uno espera encontrar es materiales de primera calidad, mucha propuesta tecnológica y un gran estilo, he de ser completamente honesto la Range Rover Sport no me defraudó, cumple con todas y cada una de las expectativas que el consumidor espera; pieles de la mejor factura, acabados de primerísima calidad, y una amalgama de metales cromados, maderas y plásticos con una armonía perfecta, sin olvidarnos del rubro “geek” que ofrece además muchos “gadgets” táctiles como lo puede ser la pantalla central que nos informa de muchas funciones del vehículo o la navegación satelital.

Un detalle que predomina en los vehículos de lujo es la adopción de pantallas en lugar de cuadro de instrumentos, y éste vehículo NO es la excepción a la regla ya que en lugar de los instrumentos aparecen dos diales redondos -para el velocímetro y el tacómetro-, con apariencia clásica. Otro detalle que vale la pena mencionar es el selector de la tracción, una perilla redonda, al más puro estilo de los "navegadores" de BMW y Audi llamados Idrive y MMI respectivamente, en el caso de la Range un adminículo igual sirve para que el conductor seleccione el modo de tracción adecuado, la calidad de el metal con el que está fabricada dicha perilla tambien es de primera calidad y denota.

En la pista

Cualquiera podría pensar que un desempeño de 340 hp con un peso vehicular de casi dos toneladas y media seria más bien justo, pero aun así hay que darle el beneficio de la duda.

El sonido del motor delata que es un V6 pero está muy bien entonado y nos invita a pisar más y más el pedal de acelerador, el primer punto a favor de la “Range” es lo rápido que trabaja la caja, la aceleración es pareja y nada lenta, al grado que es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 7.2 segundos ¡Nada mal para el enorme peso!

La calidad de marcha es suprema, el confort de los asientos es muy bueno, y al ser la versión Sport ofrece un buen soporte lateral cuando el conductor decide someterla a tramos sinuosos en alta velocidad, es prudente comentar que si se le exige de más al motor se reflejará inmediatamente un incremento en el consumo de combustible, si uno conserva los buenos hábitos de manejo y no se abusa del acelerador, el rendimiento de combustible es razonablemente bueno; 7.4 km por litro en cuidad, 11.3 km/l en carretera para entregarnos un promedio combinado de 9.3 km por litro.

Sin duda un producto que impacta desde el primer contacto visual, un diseño balanceado, que impone respeto, un nivel de equipamiento de primer mundo, en pocas palabras un medio de transporte exclusivo, ahora si quieres más poder, puedes optar por la versión V8 súper cargada, que tiene casi 200 hp más.

Alejandro Konstantonis / Fotos Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos