Todo lo que debes saber sobre las leyes para vidrios polarizados en los autos
1/29/2015 Investigación

Todo lo que debes saber sobre las leyes para vidrios polarizados en los autos

Exceder el límite de transparencia de las ventanas es castigado

Existen varios motivos por los que las personas prefieren autos con vidrios polarizados de un automóvil, mientras que la mayoría dicen que ayudan a mantener  fresca la temperatura en el interior del vehículo, otros sólo piensan que hacen ver más atractivo al auto, en tanto que algunos lo hacen por una necesidad médica.

¿Qué es un vidrio polarizado o tintado?

En términos prácticos, se refiere a métodos que impiden que ciertos niveles de luz pasen a través de los cristales, es decir, el parabrisas, ventanillas laterales, y medallón de un vehículo.

Este proceso se hace con el fin de no dejar pasar mantener lo rayos ultravioleta (UV) al interior del automóvil. Si bien este proceso se realiza de fabrica, por lo que casi siempre cumplen con las leyes estatales y federales del tintado de ventanas de automóviles, también se puede hacer posterior a la compra del vehículo. En este último caso del también llamado after-market es donde el propietario o el taller que hace la personalización pone un polarizado más oscuro al permitido por la ley.

Sea cual sea el motivo para querer los vidrios polarizados en el automóvil no debe violar las leyes que regulan las ventanas de los autos. Para no ser sorprendido por la autoridad aquí encontrarás información básica sobre las leyes sobre los vidrios polarizados y sus exenciones en Estados Unidos:

Leyes de tintado

Cada estado regula y de define de manera distinta el tintado de los vidrios de los autos. Por ejemplo, en California lo llaman como “material que obstruye o reduce la vista del conductor”, en Massachusetts lo conocen como “parabrisas y ventanas oscurecidas por materiales no transparentes”, mientras que en Virginia se le nombra películas tintadas.

La mayoría de las leyes estatales sobre la ventana del vehículo tintado se refieren principalmente a los niveles de "transmisión de la luz" o "reflejo luminoso" que el vidrio del vehículo permite. En pocas palabras es la cantidad de luz que puede pasar y la visibilidad que cede el vidrio.

Por lo tanto, si las ventanas de un vehículo se tiñen en un grado tal que la cantidad de luz está por debajo de la cantidad establecida por la ley estatal (es decir, el 75 por ciento de transferencia de luz), entonces el vehículo no cumple con la normativa del Estado, por lo que el dueño será citado para que se le inspeccione su automóvil. En sí los códigos de vehículos estatales contienen diferentes requisitos de transferencia de luz para parabrisas delantero del vehículo, cuando se compara con los estándares de las ventanas laterales y traseras del vehículo.

Exención a la ley

Algunas leyes estatales de tintado de ventanas de vehículos contienen excepciones para las personas (conductores o pasajeros frecuentes en un vehículo específico) con una condición médica que requiere la limitación de la exposición a la luz solar. Ejemplos de condiciones médicas que pueden calificar bajo estos privilegios son: lupus, alergia a los rayos del sol, fotosensibilidad y melanoma.

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos