Consejos para el funcionamiento correcto del aire acondicionado en los automóviles
5/14/2018 Investigación

Consejos para el funcionamiento correcto del aire acondicionado en los automóviles

Presentamos algunos tips para que este sistema tenga una mayor utilidad.

Estamos a un par de semanas de que llegue el verano, posiblemente la época del año en donde más uso le damos a nuestro sistema de aire acondicionado, pero ¿alguna vez has notado que el funcionamiento no es el correcto?, o, por el contrario, funciona a la perfección, pero ¿despide un olor extraño al encenderlo?

Con el afán de reducir este tipo de inconvenientes es vital que se le de el mantenimiento necesario, y para ello, es importante tener en cuenta los siguientes puntos para evitar estas cuestiones con frecuencia:

1. Prender la calefacción

El sistema de aire acondicionado algunas veces acumula agua que a su vez se condensa y se transforma en humedad, esta situación puede traer consigo la generación de bacterias; así es que un truco para evitarlo es encender la calefacción al menos una vez al mes durante 5 minutos, esta acción debe realizarse previa a que el vehículo sea encendido, lo que logrará que la condensación que se generó no llene el aire de moho. Por lo tanto, el uso esporádico del aire acondicionado resulta factible para que los fluidos circulen de manera idónea al momento de que el compresor es activado, reduciendo el riesgo de obstrucción en el sistema.

2. Cambiar el filtro

Algunas veces el problema no solo es la humedad generada por no utilizar el sistema, sino lo sucio que pueda estar el filtro que atrapa a las partículas y tiene como función la retención de microorganismos y moléculas perjudiciales para la salud, los cuales a largo plazo pueden producir ese mal olor que percibimos al prender el aire acondicionado después de largos periodos de tiempo sin haberlo encendido.

Por eso es importante seguir las recomendaciones del fabricante que expresa que el filtro del aire debe ser sustituido cada 10,000 o 20,000 kilómetros, al igual que el filtro de pólen, el cual se recomienda cambiar cada 20 mil km.

3. Cuidar la potencia del aire

El motivo por el que no es aconsejable poner el aire acondicionado en máxima potencia, es por lo expresado en el primer punto de este escrito, ya que la condensación de los fluidos aumenta, lo que nos lleva a altos índices de humedad en su interior.

Asimismo, sabemos que los días de verano son los más calurosos y posiblemente pretendamos encender el aire acondicionado momento seguido al ingresar a nuestro auto, lo cual resulta perjudicial de la misma manera. En este caso la recomendación es bajar los vidrios hasta que el vehículo reduzca su temperatura interior, el aire se renovará y ahora sí podremos encender el sistema sin ningún tipo de riesgo.

Con estos consejos evitaremos averiar el aire acondicionado, como alguna otra cuestión que tenga que ver con éste, ya que un estudio nos revela que el 35% de fallas de los automóviles en temporada de verano, se debe a problemas con el compresor de aire, así como en las tuberías que componen el sistema de refrigeración del vehículo.

¿Qué opinas? Cuéntanos