Mitos y verdades sobre el aceite de motor
6/26/2018 Investigación

Mitos y verdades sobre el aceite de motor

Del aceite aun se creen o se dicen muchas cosas. Para la mayoría de los usos, en autos de calle, te dejamos algunos consejos que nunca están de más.

Al momento de revisar el aceite de motor, es probable que surjan muchas dudas sobre cuándo hacer el cambio del aceite, qué viscosidad elegir y a qué señales darle prioridad para confirmar su correcto funcionamiento en el motor.

En conjunto con Justo Verdejo, Subgerente de Ventas Industriales Lubricantes de ENEX/Shell te aclaramos algunas situaciones con respecto al aceite de tu auto.

¿El aceite hay que cambiarlo? ¿Si igual ni uso el auto?

Cambie el lubricante de acuerdo a la recomendación del fabricante del vehículo. Estos intervalos se definen en base a la distancia o el tiempo recorrido. Cambiar el aceite con regularidad contribuye a mantenerlo en buen estado y a ofrecer la mejor protección para todos los componentes del motor.

¿Oye y ese humo azul? ¿Esas manchas quién las hizo?

Es importante controlar el nivel de aceite del motor (idealmente una vez al mes), este nunca debe bajar drásticamente. En caso de encontrar manchas de aceite bajo el vehículo, o si se detecta un color azul en los gases de escape, se recomienda llevar el auto a un servicio técnico oficial para realizar el chequeo correspondiente.

“Oye, si le meti la varita y tiene algo”

Mantenga siempre el nivel de aceite adecuado, la varilla de medición tiene dos marcas, las cuales nos informan de los niveles mínimo y máximo aceptables. El nivel de aceite de motor siempre debe mantenerse entre estas dos marcas. La medición del nivel de aceite siempre debe realizar con el motor frío y con el vehículo ubicado en una superficie nivelada.

“¡Mira, si salió clarito!”

El color oscuro del aceite no determina su condición. Si después de miles de kilómetros de uso el aceite no adquiere un tono oscuro o negro se debe a que no está limpiando correctamente el motor. En estos casos se recomienda cambiar el aceite ya que es normal que el aceite tome un tono oscuro a medida que avanzan las horas o kilómetros de uso.

¿5W30? ¿10W40? ¿De oliva extra virgen?

Se recomienda siempre respetar las recomendaciones del fabricante del vehículo respecto a especificación y viscosidad requerida del lubricante las que se encuentran en el manual. El manual exhibe distintos rangos que son adecuados para tu motor, segun el uso, aunque lo más sencillo es seguir con la viscosidad dada por fábrica.

“¡Si no ha bajado el aceite!”

Es un error creer que si el auto no consume aceite es porque funciona a la perfección. Es normal es que un vehículo consuma cierta cantidad de aceite de motor. Si los niveles no bajan significa que algo anda mal en el motor. Ahora, tampoco es la idea que baje todo. Si tu auto esta gastando mucho aceite te lo hará saber.

¿Y eso se cambia también?

Recuerde también al momento de realizar el cambio de aceite que debe cambiar el filtro, el cual ayuda a retener impurezas que se generan en el motor y que son transportadas por el lubricante. Si el filtro no es el adecuado y no está en buenas condiciones, el nivel de contaminantes aumentará de manera anormal en el aceite y puede terminar dañando el motor.

“Oye, es que un amigo me dijo que le echara esto…”

Los lubricantes para motor se elaboran con tres ingredientes principales: aceites base, modificadores de viscosidad y aditivos para un mejor rendimiento. Estos ingredientes se seleccionan con gran cuidado y se mezclan hábilmente para permitir que el aceite proporcione la máxima protección al motor. No se recomienda utilizar aditivos extras en el lubricante considerando que el aceite está formulado para cumplir con los requerimientos del fabricante y por lo tanto contiene los aditivos adecuados para su óptimo funcionamiento. 

“Échale de este que me sobró, debe ser igual”

Para vehículos con motores diésel o gasolina que están equipados con filtros de partículas se deben utilizar lubricantes Low SAPS que contienen bajos niveles de cenizas sulfatadas, fósforo y azufre en su formulación. Estos lubricantes permiten el funcionamiento óptimo de los filtros de partículas que contribuyen a la reducción del nivel de emisiones al medioambiente. Utilizar un lubricante que no sea Low SAPS acortará la vida útil de los filtros de partículas en vehículos equipados con este sistema de control de emisiones. Usa el aceite que tu auto necesita, no cualquier cosa que te pasen.

¿Qué opinas? Cuéntanos