Consejos para conducir durante el otoño
10/1/2018 Investigación

Consejos para conducir durante el otoño

Los principales riesgos de conducir en el otoño y cómo manejarlos.

Con la llegada del otoño inician las bajas temperaturas, las horas de sol son menos y la caída de las hojas de los árboles. Pero más allá de estas particularidades, existen otras situaciones que alteran la conducción como por ejemplo las hojas mojadas sobre el pavimento, la niebla y las heladas.

Ante el inicio del otoño, es importante conocer a detalle los principales riesgos de conducción y las cosas que se deben hacer para elevar la seguridad:

Lluvia y hojas mojadas

Por increíble que parezca, las hojas mojadas pueden ser tan resbaladizas como el hielo. A medida que el clima se enfría, la lluvia aumenta, así que esta combinación hace que los neumáticos puedan tener menos adherencia que en los meses de verano.

Ante esta situación lo recomendable es manejar con precaución en condiciones de humedad, lo que incluye conducir más lento de lo que lo haría en una carretera seca. Asimismo, es importante revisar los neumáticos para asegurar que tengan suficiente banda de rodadura.

Colisiones de ciervos

De octubre a enero, los ciervos son más activos, especialmente durante las horas del atardecer y el amanecer. Para no verse afectado con un choque contra un ciervo es importante reducir la velocidad, prestando atención a las señales de tráfico y utilizando sus luces altas para aumentar la visibilidad cuando sea posible.

Puestas de sol más tempranas

Durante el otoño las horas de sol se acortan, por lo que las horas de manejo en la oscuridad aumentan. Por ello es vital estar alerta durante las horas nocturnas. Estar atento a los peatones y encender las luces durante el amanecer o el atardecer.

¿Qué opinas? Cuéntanos