Novedades

¿Cómo deben viajar los niños y bebés en el auto?

Te decimos qué debes hacer y por qué

¿Cómo deben viajar los niños y bebés en el auto?

Recomendaciones a la hora de viajar con bebés y niños:

  • La única manera en que un infante viaje seguro en un automóvil es usando un asiento de seguridad de acuerdo a su estatura y peso. Los asientos infantiles son dispositivos diseñados y construidos para proteger a bebés y niños hasta que están listos para usar el cinturón de seguridad
  • Niños menores de 1.45m de estatura deben usar asientos de seguridad infantil, es decir, incluso los niños que estudian en los primeros años de primaria ya que los asientos de cualquier vehículo no están diseñados para personas menores a 1.45m.
  • El lugar más seguro para instalar un auto asiento para niño o bebé es en el asiento trasero. En caso de no tenerlo (como una pick up), es posible instalarlo en el asiento del copiloto habiendo desconectado previamente la bolsa de aire frontal correspondiente.
  • Un bebé tiene huesos poco desarrollados, poca fortaleza muscular, su cabeza y cuello son muy delicados. Es por eso que deben ir acomodados de espaldas en un auto asiento para proteger su cabeza, cuello y columna vertebral. Deben viajar en esta posición hasta los tres años de edad.
  • Cuando instales el asiento de seguridad, asegúrate que quede lo más fijo e inmóvil posible. Para saber si el arnés queda bien colocado en el niño, jala la correa de ajuste. Tu mano debe entrar de manera precisa pero no apretada entre el arnés y el cuerpo de él.
  • Si vas a comprar un automóvil, procura elegir modelos que cuenten con anclajes LATCH o ISOFIX para poder asegurar mejor el auto asiento. Nunca arriesgues a tu bebé o niño; un accidente siempre pasa en un momento inesperado.
  • Finalmente si notas que a tu hijo le roza el cinturón de seguridad en el cuello, aún debe usar un asiento de seguridad o booster.

Lo que no debes hacer:

  • Un bebé en brazos de un adulto no va seguro. En un movimiento brusco, la fuerza humana no es capaz de retener el cuerpo del bebé. Asimismo un bebé que viaje entre el volante y el conductor prácticamente no tendrá posibilidad de sobrevivir al desplegarse la bolsa de aire.
  • Un niño asomado por el quemacocos o por la ventana puede sufrir lesiones graves, al frenar de manera repentina puede golpearse contra el borde del hueco del techo o con la ventana delantera. En casos extremos como una volcadura puede salir disparado del vehículo.

Cuéntanos que opinas